Hablamos:
mt hawthorn chiropractic clinic logo
Hablamos:
> SOLICITAR CITA AQUÍ <

Los anti-inflamatórios serian relacionados con el dolor crónico

por | Oct 24, 2023 | Dolencias comunes

Tiempo de Lectura: 5 minutos

El uso de anti-inflamatorios podría aumentar el dolor crónico

Artículo traducido del National Institute of Dental and Craniofacial Research (National Institute of Health).

Muchos pacientes que nos consultan han pasado por una gran cantidad de “especialistas” y profesionales y en la mayoría de los casos se les han administrado analgésicos o anti-inflamatorios. Se ha convertido en un reflejo de querer reducir el dolor y/o la inflamación.

A veces estoy de acuerdo en que para los dolores extremos y cuando el paciente está sufriendo demasiado, y mientras intentamos proponer los cuidados más adaptados a cada persona, el uso de estos medicamentos puede ser útil y necesarios.

Pero, por un lado, esto sólo afecta a muy pocos pacientes (que sufren demasiado…) y sobre todo solo durante un período muy corto (quizás unos días). Entonces, ¿está indicado el uso de anti-inflamatórios en todos los casos en los que se recetan? ¿Y qué pasa con el uso del frío (o crioterapia) para la inflamación?

En otro articulo del blog hablo de los resultados de un estudio reciente que muestra que el dolor tiene un efecto protector sobre el sistema digestivo para la pared digestiva y que eliminar el dolor, en particular usando anti-CGRP, podría tener un efecto dañino a largo plazo: ¡El dolor es necesario!

Sin embargo, otro estudio reciente muestra que la inflamación también es un mecanismo beneficioso para el cuerpo y que reducirla no es necesariamente algo bueno.

Eliminar la inflamación

De hecho, los investigadores han creído durante mucho tiempo que la inflamación, un elemento clave del proceso de curación del cuerpo, cuando es excesiva o prolongada, está de alguna manera involucrada en la transición del dolor agudo al crónico. Pero un nuevo estudio da la vuelta a esa idea y descubre que la inflamación, en lugar de contribuir al desarrollo del dolor crónico, parece ayudar a frenarlo.

El estudio, publicado en Science Translational Medicine en mayo de 2022, sugiere que los analgésicos que actúan suprimiendo la inflamación pueden ser contraproducentes para el alivio del dolor a largo plazo. Los hallazgos también ofrecen nuevos conocimientos sobre la curación, lo que podría explicar cómo las actividades que estimulan el sistema inmunológico para producir inflamación, como el ejercicio, los masajes y la terapia de calor, a menudo pueden ayudar a resolver el dolor.

“Resulta que el dolor agudo es un proceso biológico muy activo, y el desarrollo del dolor crónico es la ausencia de este proceso”, dice la autora principal del estudio, la profesora Luda Diatchenko, genetista humana de la Universidad McGill, Canadá. “Debemos tener cuidado en suprimir nuestra respuesta inmune en la etapa aguda, comprender las consecuencias y prestar más atención a la resolución del dolor. »

Investigadores sorprendidos por las respuestas inflamatorias…

Los hallazgos de un equipo de investigación internacional dirigido por científicos de la Universidad McGill, Canadá, sugieren que suprimir la inflamación durante el dolor agudo puede ser contraproducente para el alivio del dolor a largo plazo.

Los investigadores observaron resultados similares en un grupo de 64 pacientes que padecían otro dolor musculoesquelético común llamado trastorno temporomandibular, que afecta las articulaciones y los músculos de la mandíbula. Entre los pacientes con este trastorno, los que finalmente se recuperaron más rápidamente tenían inicialmente una intensa actividad genética inflamatoria que disminuyó con el tiempo, lo que sugiere que la inflamación en la fase aguda puede proteger contra el dolor crónico.

Diatchenko quería saber por qué el dolor de algunos pacientes simplemente desaparece, mientras que otros persisten obstinadamente. Su equipo decidió centrarse en el dolor lumbar, una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo. Los investigadores tomaron sangre de 98 pacientes cuando desarrollaron dolor lumbar por primera vez y nuevamente tres meses después.

Durante estos tres meses, la mitad de los voluntarios desarrolló dolor lumbar crónico, mientras que la otra mitad se recuperó. Al comparar marcadores biológicos en las células sanguíneas entre los dos grupos, Diatchenko esperaba encontrar que las personas con dolor crónico tenían una mayor activación de genes que alimentan la inflamación y de hecho favorecer el dolor crónico. Pero los resultados la tomaron por sorpresa. No sucedió mucho en los pacientes que desarrollaron dolor crónico (sin reacción inflamatoria).

“Pero en los pacientes que se recuperaron, vimos que se producía una tremenda actividad (inflamatoria). Más de la mitad de su genoma ha cambiado de expresión. Inicialmente, las células de estos pacientes estaban llenas de actividad genética relacionada con la inflamación, y esta actividad disminuyó gradualmente durante los tres meses que duró el estudio. Por el contrario, el grupo con dolor crónico comenzó con menos actividad genética inflamatoria y eso no cambió con el tiempo.

Cuando Diatchenko compartió los resultados con su coautor y colega de McGill, el profesor Jeffrey Mogil, investigador del dolor, se mostró incrédulo. Durante décadas, los científicos han creído que inhibir la inflamación alivia el dolor. Pero los dos investigadores se dieron cuenta de que las personas y los animales que recibieron tratamientos antiinflamatorios en estudios anteriores no habían sido seguidos lo suficiente como para saber qué sucede más allá del período inmediato de reducción del dolor.

El uso de anti-inflamatorios y dolores crónicos.

Mogil se propuso investigar los hallazgos de Diatchenko en ratones que presentaban estados de dolor similares a los de los humanos. Durante seis días, los animales recibieron solución salina como control, o dexametasona, un esteroide anti-inflamatorio comúnmente recetado para el dolor lumbar.

Aunque la dexametasona inicialmente mitigó las respuestas al dolor de los animales al bloquear la respuesta inmune inflamatoria, el dolor finalmente regresó y se volvió crónico, y en algunos casos duró hasta 120 días. Para los ratones que recibieron solución salina, el dolor generalmente disminuyó en la mitad del tiempo. El equipo también encontró dolor prolongado en ratones tratados con diclofenaco(voltaren), un fármaco anti-inflamatorio no esteroideo (AINE) de la misma clase que el analgésico de venta libre que es el ibuprofeno. Pero los ratones no desarrollaron dolor persistente cuando se les administraron medicamentos que sólo suprimían el dolor sin alterar la inflamación.

Para comprender mejor si los hallazgos podrían aplicarse a los humanos, los investigadores recurrieron a una base de datos de información de salud y datos genéticos de medio millón de participantes en el Reino Unido. Un análisis de 2.624 personas con dolor de espalda agudo mostró que aquellos que informaron haber tomado medicamentos anti-inflamatorios no esteroides (AINE) tenían 1,7 veces más probabilidades de desarrollar dolor de espalda crónico que aquellos que no lo hicieron, lo que agrega evidencia de la importancia de las respuestas inflamatorias para recuperación del dolor.

Concierta una primera visita con tu quiropráctico en Barcelona

Respuestas inflamatorias intensas para combatir el dolor crónico.

En conjunto, los hallazgos sugieren que, en lugar de causar un dolor prolongado, respuestas inflamatorias intensas que se dispersan rápidamente podrían ser la clave para evitar el dolor crónico. Los resultados del estudio también implican que los medicamentos que alivian la inflamación pueden ser perjudiciales para la recuperación del dolor.

“Para mí, el estudio es interesante porque nos da una nueva dirección sobre cómo podemos buscar objetivos farmacológicos”, afirma Diatchenko. “Siempre pensamos en lo que podemos inhibir, pero nuestros datos indican que deberíamos mejorar las respuestas inmunes de los pacientes. »

Diatchenko señala que el estudio podría explicar por qué el ejercicio y la fisioterapia son muy eficaces para las personas con dolor musculoesquelético, como dolor lumbar y TMD. Estos tratamientos estimulan respuestas inflamatorias leves en todo el cuerpo.

Entonces, ¿deberíamos reducir la inflamación?

Como dije anteriormente, puede haber casos en los que sea necesario o humano ayudar a reducir la inflamación. Pero como vemos aquí, la inflamación es un proceso normal para que el cuerpo se recupere a largo plazo. Reducirlo a cualquier precio no ayuda a la persona a largo plazo y puede provocar dolor crónico. Por no hablar de los demás efectos secundarios de los medicamentos anti-inflamatorios.

¿Por qué la quiropráctica?

Como quiropráctico, el objetivo es ante todo detectar y ajustar las articulaciones y conseguir así que el sistema nervioso funciona de manera más óptima. Para que el sistema nervioso haga mejor su trabajo de auto-sanación. Es un objetivo de trabajo a largo plazo y no simplemente hacer que el dolor o la inflamación desaparezcan de manera rápida. Esto es parte de la rehabilitación que se ofrece a los pacientes, ya sea para dolores lumbares, dorsales, cervicales, temporomandibular o migrañas.

Artículo traducido del National Institute of Dental and Craniofacial Research (National Institute of Health).

Referencias:

Paris-chiropratique

Parisien M, Lima LV, Dagostino C, El-Hachem N, Drury GL, Grant AV, Huising J, Verma V, Meloto CB, Silva JR, Dutra GGS, Markova T, Dang H, Tessier PA, Slade GD, Nackley AG, Ghasemlou N, Mogil JS, Allegri M, Diatchenko L. Acute inflammatory response via neutrophil activation protects against the development of chronic pain. Sci Transl Med. 2022 May 11;14(644):eabj9954.

Acerca a nosotros

Somos un equipo de tres quiroprácticos que ayudamos a todas aquellas personas que quieren mejorar su salud a través del cuidado holístico quiropráctico. Conseguimos que nuestros pacientes se sientan equilibrados y saludables de manera integral y eficaz.

Somos un equipo de tres quiroprácticos que ayudamos a todas aquellas personas que quieren mejorar su salud a través del cuidado holístico quiropráctico. Conseguimos que nuestros pacientes se sientan equilibrados y saludables de manera integral y eficaz.

Allard Golay Quiropractico
Share This